Los profesionales y centros de atención médica desempeñan un papel fundamental en nuestra sociedad, ya que su labor incide directamente en nuestra salud y bienestar. Es por esto que resulta vital que cuenten con una sólida protección contra los posibles riesgos que puedan surgir en el ejercicio de sus funciones.

Tanto los profesionales de la salud como los centros médicos, sin importar la disciplina que practiquen, se enfrentan a diversos riesgos. Estos no solo incluyen posibles errores en el tratamiento, sino también la percepción subjetiva de los pacientes en cuanto a la calidad del servicio prestado.

Ambos, profesionales y centros, pueden encontrarse con reclamaciones por indemnización que pueden resultar sumamente costosas, dando lugar a largos procesos legales que no solo afectan su patrimonio, sino también su reputación. Las consecuencias en la imagen pública de un centro médico o profesional de la salud pueden ser severas.

Para contrarrestar estos riesgos y hacer frente a imprevistos, existen pólizas de seguros diseñadas a medida de las necesidades de cada profesional y centro, garantizando la cobertura de todos los riesgos.

¿Qué riesgos deben cubrir los seguros para profesionales de la salud y centros médicos?

El riesgo principal que deben cubrir tanto los profesionales de la salud como los centros médicos es la responsabilidad civil profesional. Esta responsabilidad se refiere a la obligación legal que contraen los profesionales al ejercer su labor, la cual implica la reparación de daños y perjuicios en caso de causar daños personales o materiales mientras ejercen su actividad.

¿Es obligatorio para los profesionales de la salud contratar un seguro?

Sí, de acuerdo con la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias, los profesionales de la salud que ejercen en el ámbito de la asistencia sanitaria privada deben tener un seguro de responsabilidad civil. Este seguro es una garantía de que las indemnizaciones resultantes de daños causados durante la prestación de servicios médicos serán cubiertas. Las comunidades autónomas, dentro de sus competencias, establecerán las condiciones esenciales de aseguramiento, con la participación de los profesionales y otros actores del sector. En el caso de profesiones colegiadas, los colegios profesionales pueden tomar medidas para ayudar a sus colegiados a cumplir con esta obligación.

Si el profesional está adscrito a un colegio, se recomienda que revise las coberturas incluidas en la póliza colegial, ya que en algunas ocasiones pueden ser insuficientes para abordar los riesgos a los que puede estar expuesto.

¿Qué seguros deben contratar los centros médicos?

En el caso de los centros médicos, también existen seguros de Responsabilidad Civil Sanitaria específicos. Estos seguros cubren los riesgos relacionados con el tratamiento clínico de los pacientes y su internamiento, abarcando incidentes derivados de errores en la administración de tratamientos o el uso de maquinaria médica.

Este ámbito de riesgo significa que los centros médicos pueden enfrentar reclamaciones costosas. La contratación de una póliza de seguros especializada se convierte en un alivio ante posibles demandas de terceros.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies